WASHINGTON, D.C. El Senador Rick Scott hizo hoy la siguiente declaración luego de la decisión del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas de incluir a Nicolás Maduro, un dictador asesino, como orador durante su 46° sesión esta semana.

 

El Senador Rick Scott dijo: “Una y otra vez he denunciado la hipocresía de las Naciones Unidas (ONU) por permitir que regímenes opresores como Cuba, Venezuela y la China comunista tengan un asiento en un consejo que se supone que defiende los derechos humanos. La ONU le ha otorgado una plataforma a dictadores como Nicolás Maduro, que encarcela disidentes, despoja a los ciudadanos de sus derechos básicos y mata de hambre a su propia gente. Es hora de que la Administración Biden tome en serio nuestro compromiso con la libertad y la democracia y haga que la ONU rinda cuentas.

 

“El Presidente Biden y Linda Thomas-Greenfield, su nominada a embajadora de la ONU, deben pedirle inmediatamente a la ONU que rescinda el asiento de Venezuela en el consejo y se nieguen a participar en cualquier sesión que brinde una plataforma a dictadores asesinos. También necesitan repensar su decisión de unirse nuevamente al desastroso Consejo de Derechos Humanos de la ONU. Todos los fondos para la ONU deben suspenderse hasta que podamos asegurarle a los contribuyentes americanos que no están financiando a una organización que ignora las atrocidades perpetradas por estos regímenes. Hoy, el Senado votará por la confirmación de la nominada Thomas-Greenfield. Si la Administración guarda silencio sobre este tema, insto a mis colegas a que consideren seriamente esta señal de cobardía mientras votan en el día de hoy. Es hora de que los Estados Unidos defienda los derechos humanos y responsabilice aquellos que no lo hagan.”

 

###

Issues